Duelo parte I.

Todo empezó una mañana de Otoño, de esas en las que a pesar de llevar 10 capas de ropa, el frío te sigue calando hasta los huesos. Lily salió de su casa puntual, a las 10, para poder coger el autobús que la llevaba al trabajo...
-Lorena-

Su mirada se alzó hacía el cielo encapotado, los ojos empañados de aquella rutina que la quemaba por dentro. El aire frío le azotó en las mejillas y recordaba con cierta añoranza como el verano se había esfumado, que la calidez de su sonrisa había huido por cada recoveco de aquellas calles, de aquella ciudad. Divisó la parada del autobús, y con impotencia pudo ver como el conductor arrancaba, no sin cierta sorna en su sonrisa. Ella maldijo por lo bajo, sin saber todavía, que aquella mañana de octubre, su vida daría un giro de 180 grados.

4 comentarios:

  1. me encanta lo que escribes y cómo lo escribes...me hace... no sé... es como respirar. =) sigue así!

    ResponderEliminar
  2. Pues ná, que me voy 2 semanas a NY en Julio! Mi cumple me pillará en tierras americanas y todo jijiji <3

    ResponderEliminar
  3. esto podría tener una continuación, ¿no?

    ResponderEliminar