Sábados por los que vale la pena levantarse a las 8 y media de la mañana. Vol.II

Me gusta esta gente. Me gusta la excusa de ir a hacer fotos, que hagas fotos casi al azar porque la gente que tienes alrededor vale mucho más que una bonita instantánea. Hacer el friki. Ir a aquella ciudad que siempre trae las sonrisas y hace que aquella especie de tristeza que te atormenta días atrás se vuelva efímera. Me gusta descubrir lugares nuevos, y después preguntarte cómo no habías ido allí antes con lo bonito que es. Olvidar a aquella gente que te amarga un poquito, respirar otros aires, poder respirar tranquila. Saber que esa gente se preocupa por ti, casi cómo tú te preocupas por ellos. Saber que están bien. El sol del mediodía, ir sin agua, morir de sed. Helados de leche, la niña de los helados. Mi niña de las margaritas en el pelo. Olvidar el echar de menos. Reír, reír y reír. Sábados que vale mucho la pena madrugar, coger un tren medio zombie y recorrerte media Barcelona. Sonreír al ver que todos están sentados en un banco, esperando.

Sí, me gusta esta gente.

4 comentarios:

  1. Tú me enseñas català y yo te enseño a hacer rayitos de luz. ¿Deal? (>.<)

    ResponderEliminar
  2. Bien, la niña de los helados soy yo! :DD
    Me encanta mucho mucho mucho el sábado, la gente y el texto :)
    Es genial pasar sábados así, deberíamos quedar cada semana! (aiii si fueramos ricos...) jajaja
    Alboooo <3

    ResponderEliminar
  3. Aish, que lloro :____
    Soy tu niña de Cunit, de las margaritas en el pelo, de Cal Tanu i Cal Pla, de tantas chorradas... >.< Eres casi como una hermana mayor, Albo <3

    STOP BEING SO CUTE.

    ResponderEliminar
  4. di que si. lo mas importante es no quedarse encerrado en el propio mundo y conformarse con ello. A conocer mundo!!!

    ResponderEliminar