Se había imaginado la situación miles de veces, con miles escenarios distintos, miles palabras distintas y miles silencios fríos. Había intentado mentalizarse, escribirse un guión, una función. Había trazado unas pautas que seguir, unos esquemas. Había parado su corazón para no sentir, se había enfriado por dentro para no sufrir. Pero todo aquello eran tonterías, sus esquemas se quebraron. Su corazón se reanimó, haciéndose pedazos con cada palabra, con cada silencio sobrecogedor. Los miles escenarios que se imaginó fueron simples imaginaciones sin sentido, no le importó donde se encontraba, ni que gente había, ni siquiera el tiempo que hacía, la luna se cayó del cielo, reinó la oscuridad y le arropó el frío. No estuvo mentalizado para aquella obra. Y nunca estaría para el vacío que vino después.

4 comentarios:

  1. Me cuesta creer que no empezaras con esto antes. Increíble (LL)

    ResponderEliminar
  2. este soy yo, ahora.
    o hace 12 minutos y 28 segundos.

    No estuvo mentalizado para aquella obra. Y nunca estaría para el vacío que vino después.

    ResponderEliminar
  3. Que profundo o_o
    joder, nunca te has planteado de escribir un libro?
    ME ENCANTA!!!!!!! *___________*
    pero mucho! &hearts

    a que son monos los bebes *.* xdd
    un besitoo(K)

    ResponderEliminar
  4. recuerdo un atardecer llorando en la estación de tren de tu ciudad.

    ResponderEliminar